En el barrio porteño de Chacarita, la calle Fraga divide un mundo de otro, al igual que la noche y el día separan la violencia de la tranquilidad. Días atrás, a la madrugada, en Lacroze y Triunvirato, una joven trabajadora de 25 años fue atacada por seis delincuentes que la golpearon con palos hasta dejarla tendida en el piso. Se llevaron su bicicleta, una riñonera con un manojo de billetes y un teléfono celular que -mediante el sistema de rastreo por GPS- fue ubicado a pocos metros del lugar del hecho, en el asentamiento llamado “el Playón”. No se trata de un hecho aislado en los alrededores de este asentamiento que creció descontroladamente, con construcciones de hasta seis […]