FED: La Feria de Editores vuelve en agosto con sede en nuestro querido barrio

Vuelve la Feria de Editores (FED). Programada para el primer fin de semana de agosto, del viernes 5 al domingo 7 y de 14 a 21, volverá a hacerse bajo techo, esta vez en el barrio de Chacarita. La sede elegida por los organizadores es C Complejo Art Media, en Corrientes 6271. Luego de la exitosa experiencia de la primavera de 2021, al aire libre y frente al Parque de la Estación, la FED recupera su calendario habitual, con lectores, editores y libros a salvo de lluvias y temperaturas invernales.

“Este centro cultural casi triplica el espacio techado del Konex -dijo Víctor Malumián durante la videopresentación de la FED 2022-. Y habrá calefacción”. Los que trabajaron y recorrieron la feria en 2019 sabrán apreciar el sentido de esta cálida promesa. Participan 280 editoriales, en su gran mayoría de la Argentina, si bien más de cincuenta son extranjeras, provenientes de los vecinos Chile, Bolivia y Uruguay, pero también de México, Venezuela, Colombia y España. La entrada es libre y gratuita.

Con la idea de permitir una circulación más fluida se mantendrá un aforo, en principio establecido para 1500 personas. Por ese motivo, en la fila de ingreso se entregará un pequeño libro gratuito con textos sobre la espera de autores que participan de la FED (se imprimieron cinco mil ejemplares) y una tarjeta, gentileza de Prensa La Libertad. También se servirá café y dos magos compensarán con trucos la paciencia. Como en recientes ediciones, habrá catálogos impresos de las editoriales “federadas” y las librerías argentinas que trabajan con títulos de sellos independientes. En 2021 más de 16.000 personas visitaron la feria; este año los organizadores van por más y se ilusionan con recibir a más de veinte mil visitantes. “No competimos con la Feria del Libro de Buenos Aires -señaló Malumián al ser consultado por el público fiel de la FED-. El 50% de nuestra concurrencia no va a La Rural”.

¿Temen que la actual crisis económica perjudique el nivel de ventas? “Es una circunstancia para tener en cuenta, aunque los editores estamos más acostumbrados a las crisis que a los tiempos de calma -respondió el editor de Godot y coorganizador de la FED-. Si siguen los saltos en el dólar, las listas de precios de agosto llegarán con nuevos aumentos”. En la edición anterior, agregó, se vendieron más de 40.000 ejemplares en tres días.

A medida que la pandemia va quedando atrás, vuelven las visitas internacionales. Confirmaron su arribo a la Reina del Plata a comienzos de agosto la escritora mexicana Margo Glantz, el escritor estadounidense Peter Orner, la filósofa eslovena Renata Salecl, la especialista canadiense en urbanismo y género Leslie Kern y la crítica literaria y activista travesti y feminista brasileña Amara Moira. Se harán once charlas presenciales y siete virtuales que se transmitirán por el canal de YouTube de la FED. “Programamos un set de propuestas digitales diferentes de las presenciales porque queremos que sean dos experiencias distintas -dijo el editor Hernán López Winne-. Además, los que hagan compras por más de seis mil pesos en el sitio web a través de la librería Céspedes tendrán envíos sin cargo a todo el país”.

El seleccionado literario local está integrado, entre otros, por María Negroni, Betina González, Eugenia Almeida, Luisa Valenzuela, Julián Gorodischer, Liliana Villanueva, Luis Gusmán, Liliana Viola, Inés Ulanovsky, Alexandra Kohan, Luis Chitarroni, Juan Fernando García, Julia Coria, Guillermo Piro, Paula Puebla y Edgardo Scott, entre muchos otros. En la FED se pueden encontrar libros de narrativa contemporánea y clásica, ensayo, poesía, música, cine, ciencias sociales, periodismo y comunicación, libros ilustrados y libros álbum para chicos, diseño, cocina, historieta, feminismo y política.

Otras de las innovaciones son la creación de un “firmódromo”, como el ideado en la Feria del Libro de Buenos Aires, y una sección para visibilizar las editoriales de las provincias, bautizada “A más de 300 kilómetros”; dos de estos sellos distantes de la urbe porteña, uno de Mendoza y otro de San Juan, fueron elegidos en una convocatoria conjunta de la FED y el Ministerio de Cultura de la Nación, que les paga pasajes y hospedaje a los editores. Retorna la Mini FED, el espacio de lectura y actividades para chicos, y debutan los “agitadores de cultura”, suerte de influencers que recorrerán la feria con enfoques orientados a diversos públicos. “La iniciativa surgió de una consulta con editores que querían que sus libros se conocieran mejor”, contó Malumián.

El viernes 5 de 11 a 14 las librerías podrán comprar ejemplares al 50% de su valor comercial. Ese mismo día a las 14 se entregará el premio a la labor librera, que consiste en $350.000 para la compra de libros en la FED y un 50% de descuento en los stands adheridos. Las seleccionadas de este año son City Bell Libros y Patio Interno, ambas de City Bell; Musaraña, de Vicente López; Volcán Azul, de Ciudad de Córdoba, y Vuelvo al Sur, de Parque Patricios. El año pasado el premio lo obtuvo la librería El Gran Pez, de Mar del Plata. El jurado lo componen el editor y escritor Mariano Blatt, la escritora y editora Soledad Urquía, la escritora y periodista Natalia Gelós, el promotor cultural Federico Gori, el librero y escritor Santiago Subiela (de El Gran Pez) y el ministro de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro, fan de la FED “desde Cemento”, como se oye decir.

Más información en este enlace.

Por: Daniel Gigena
Fuente: lanacion.com.ar

Entrada siguiente

"Hecho en Buenos Aires" cumple 22 años

Vie Jul 22 , 2022
Estudiaba en la guardia de un hospital con los mismos apuntes que usaba de almohada porque estaba en situación de calle. Y a pesar de que en la facultad lo marginaban porque «olía mal» y se lo hacían sentir en cada clase, logró recibirse de licenciado en Comunicación Social. Fernándo Espósito no lo logró sólo con su fuerza de voluntad, sino con la ayuda de la gente de Hecho en Buenos Aires, revista para la que decidió ser vendedor y que lo acogió apenas él se enteró de que existía esa opción. Cuando empezó a trabajar en HBA, Fabián Tanferro consumía pasta base desde hacía seis años y lo recibieron igual. Consiguieron una beca para pagarle una internación para […]