Se abrió el tránsito en Corrientes y Dorrego

Volvió a abrirse al tránsito el cruce de las avenidas Corrientes y Dorrego. Estaba cerrado desde principios de febrero, por el avance de las obras para construir el viaducto del ferrocarril San Martín.

Ese corte de la avenida Corrientes afectaba al tramo entre Dorrego y Humboldt. A su vez, a fines de enero también había quedado interrumpida la avenida Dorrego a la altura de la vía. Esas restricciones y otras en calles cercanas llevaron a peatones y conductores a tomar diferentes desvíos, lo que complicó el tránsito durante semanas.

Aunque el cruce de Corrientes y Dorrego ya fue habilitado, recién a mediados de abril estarán finalizados los trabajos de vialidad sobre la calzada, como cordones, demarcaciones y sellado de juntas. Esas tareas llevarán a cortes parciales, de sólo algunos carriles, de forma alternada. Lo mismo ocurre con las calles Cabrera y Ramírez de Velasco.

En el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte estiman que para julio el tren circulará desde Villa del Parque hasta Retiro, sin parar en las estaciones intermedias. En agosto, en tanto, las estaciones La Paternal y Villa Crespo estarán terminadas y el San Martín volverá a detenerse en todas las estaciones.

Esa cartera es la que lleva adelante el proyecto del viaducto San Martín a través de Autopistas de Buenos Aires S.A. (AUSA). La iniciativa es impulsada por el Gobierno de la Ciudad junto al Ministerio de Transporte de la Nación.

La obra, que comenzó en septiembre, permite eliminar 11 barreras. Son las de Honduras, Gorriti, Cabrera, Niceto Vega, Córdoba, Loyola, Ramírez de Velasco, Corrientes, Girardot, Jorge Newbery y Garmendia.

A su vez, con la demolición del puente de Juan B. Justo ya fueron abiertas cuatro nuevas calles: Aguirre, Vera, Villarroel y Caldas. Restan Castillo, Iturri y Montenegro para vehículos; y Concepción Arenal y Leiva, para peatones.