Bajo viaductos: las medidas para calmar el temor de los vecinos

Funcionarios porteños comenzarán a reunirse con vecinos para analizar las distintas alternativas para los bajo viaductos de los trenes Mitre y San Martín. La gran amplitud de los espacios preocupa a los gobiernos nacional y capitalino que pretenden avanzar las concesiones antes de que termine el año para evitar intrusiones.

Los viaductos de los trenes Mitre y San Martín cambiarán la configuración de la Ciudad. Palermo, Belgrano, Paternal, Villa Crespo y Chacarita tendrán nuevas calles pero también gigantescos espacios para ocupar debajo de las vías. “No despierta el mismo interés Barrancas de Belgrano que Paternal”, comparó un funcionario capitalino para graficar la diferencia de ofertas que esperan entre un barrio y otro.

Sin embargo desde otra oficina del estado capitalino adelantaron que recibieron preguntas de empresas de logística y transporte que ven con buenos ojos montar nuevos galpones y depósitos debajo de las vías. “Algunas zonas permiten construir oficinas, las alturas y los usos de los predios varías”, comentaron desde el gobierno basados en la Ley 6135.

La licitación de los predios quedó a cargo del AABE que conduce Ramón Lanús y en el gobierno nacional pretenden que sean varios los concesionarios para la traza de los viaductos en lugar de que un solo jugador se quede con todo. “Queremos que haya varios privados que participen”, agregaron.

LPO pudo saber que esta semana saldrían los pliegos licitatorios, mientras tanto, entre que se inaugure la obra y el privado explote, el lugar se va a custodiar con Policía de la Ciudad. También comenzarán a escuchar las propuestas e inquietudes de los vecinos en torno a los bajo viaductos. Las posibles intrusiones en las zonas, inseguridad o la limpieza y cuidado del lugar son algunas de las mayores preocupaciones de los porteños.

“Un parque debajo de las vías no tiene mucha gracia, nadie quiere ir, no hay sol, no crecen los árboles, es difícil de resolver”, señaló a LPO un legislador opositor. “Hablan del RER de París, pero el RER está enterrado”, agregó antes de preguntarse por qué en el Mitre hay una sola columna mientras que en el San Martín son dos que generar mayor contaminación visual.

Por ahora desde la Ciudad buscan apaciguar el temor de los vecinos a la intrusión de los espacios de bajo viaductos. No será una tarea fácil completar los 5 Km de vías del San Martín y los 4 Km del Mitre para evitar repetir experiencias como la de las autopistas 25 de Mayo, una de las zonas menos atractivas de la capital.

“Horacio (Rodríguez Larreta) quiere inaugurar en mayo o junio los viaductos, no pueden estar así nomás, al menos tiene que haber un espacio iluminado y limpio. La parte de espacio público seguramente va a estar lista en poco tiempo”, explicó un funcionario macrista a LPO.

La estación de Barrancas será la estrella del nuevo esquema de viaductos y en la Ciudad adelantaron que el Barrio Chino será una de las zonas con mayor intervención estatal de toda la traza del Mitre.

El Barrio Chino antes de los viaductos.

En Ciudad adelantaron que en esa parte, un 50% del tramo será destinado a actividades culturales y de esparcimiento, mientras que el 50% restante se destinará a nuevos locales comerciales y gastronómicos, integrándose así a los ya existentes en el icónico Barrio Chino.

Render del Barrio Chino con el viaducto del Mitre.

Sobre Libertador, en la zona de clubes, habrá más de 4.000 m2 de espacio público y verde con juegos infantiles, postas aeróbicas, bicisenda y zonas de recreación, se reconvertirá la cubierta del actual túnel de la Avenida del Libertador en la intersección con Virrey del Pino.

En la zona del Hipódromo, el espacio estará destinado a la instalación de oficinas, locales gastronómicos y áreas de servicios y estacionamiento.

Para el tren San Martín, en Chacarita, de Dorrego a Corrientes, habrá “una amplia oferta de locales gastronómicos y de servicios”. En Paternal, entre Garmendia y Newbery el gobierno construirá el Parque Lineal Warnes que contará con bicisendas y áreas de descanso.

“Con la elevación de las vías del tren Mitre y San Martín vamos a lograr más de 17 hectáreas de nuevos espacios para disfrute de los vecinos. Son 19 barreras que se eliminan entre ambas obras y 13 calles que se abren, lo que genera una mejor conexión entre los barrios”, se ilusionó Franco Moccia, ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño