El lunes se conocerá el veredicto por el crimen de la kinesiologa

El juicio oral por el abuso sexual y el femicidio de la kinesióloga Mirta Avancini, ocurrido en diciembre del 2015 en nuestro querido Colegiales, llegará este lunes a su fin, cuando se dé a conocer el veredicto del tribunal, luego de que la defensa exponga su alegato y el acusado pronuncie sus últimas palabras.

En este debate, estará una vez más sentado en el banquillo de los acusados Juan Martín “Dientón” Aguirre (37), imputado -además de por el femicidio de la kinesióloga- de robo, hurto, privación ilegítima de la libertad y de integrar una banda delictiva dedicada a realizar “entraderas” tanto en la Capital Federal como en el conurbano.

“La expectativa es buena; creemos que va a tener una condena importante, a prisión perpetua, tal como lo pedimos desde la defensa y también la fiscalía. El proceso se sustanció bien, se incorporó mucha prueba y esto fue confirmado en la audiencia por la actitud de Aguirre”, aseveró en diálogo con Télam el abogado de la familia Avancini (53), Germán Liotto.

De acuerdo con lo previsto por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 22, en la audiencia del lunes, convocada para las 14 en el edificio de Comodoro Py 2002, en Retiro, se escuchará primero el alegato de la defensa de Aguirre y, luego, se le dará al acusado la posibilidad de pronunciar sus últimas palabras.

Tras esos pasos, el TOC 22 dispondrá un cuarto intermedio y fijará un horario para, en la misma jornada, dar a conocer el veredicto en este juicio, que comenzó a sustanciarse el 3 de abril y se desarrolló durante cuatro audiencias en las que se ventiló no sólo el femicidio de Avancini sino que se acumularon expedientes por otros episodios de robo en los que Aguirre actuó junto a otro acusado, Juan Durán, también presente en este proceso.

En la audiencia del miércoles último y en sintonía con el planteo de la querella, el fiscal Marcelo Martínez Burgos pidió para “Dientón” Aguirre una condena a prisión perpetua, al considerarlo responsable de los delitos de “abuso sexual con acceso carnal; homicidio agravado por haber sido cometido por un hombre contra una mujer y mediando violencia de género; y robo”.

Además, entendió que se trató de un femicidio porque existió de parte de Aguirre “una cosificación, un sometimiento y una utilización del cuerpo de una mujer como objeto de satisfacción de un hombre”, y explicó que, no necesariamente debe existir una relación entre la víctima y el victimario para encuadrar el hecho como un femicidio sexual que -sostuvo- puede darse en cualquier ámbito.

También, el fiscal halló a Aguirre culpable de otros robos y hurtos en Belgrano y Caballito.

El 19 de diciembre de 2015, Mirta “Yumi” Avancini fue hallada asesinada en su consultorio, ubicado en Céspedes 3473 de Colegiales, por su hermano Felipe, quien llegó hasta allí porque ninguno de sus familiares tenía noticias de ella desde hacía días.

Según los informes periciales, Avancini agonizó entre 18 y 36 horas encerrada en el baño del consultorio, al que el asesino le había quitado el picaporte, y la había dejado atada de pies y manos con precintos, con un lazo alrededor del cuello y un trapo sobre la cara.

La autopsia reveló que la kinesióloga murió como consecuencia de una “asfixia mecánica por compresión del cuello, variedad estrangulamiento”, y su cuerpo presentaba varios golpes y signos de abuso sexual por ambas vías.

De acuerdo con lo determinado por la investigación, Avancini habría sido abordada en la vía pública por Aguirre, quien la interceptó en su trayecto desde su casa al consultorio, ubicado a pocas cuadras uno del otro.

El 17 de diciembre 2015, la imagen de la kinesióloga quedó grabada cuando salía de su casa, en tanto 25 minutos más tarde, las mismas cámaras captaron la llegada de un joven ajeno al edificio que, vestido con bermudas, remera oscura, una gorra clara y una mochila, abrió la puerta con un juego de llaves y subió por el ascensor.

Según el alegato de la fiscalía, ese día, 17 de diciembre de 2015, Aguirre ingresó cerca de las 15.45 al consultorio de Avancini y allí abusó sexualmente de ella y la golpeó brutalmente. Antes de irse del lugar, le robó su celular y las llaves, tanto del consultorio como de la casa.

“Dientón” Aguirre fue detenido en abril de 2016 el marco de otra investigación donde se lo acusaba justamente de ingresar a edificios, maniatar a las víctimas y asaltarlas.

(Télam)