Se inauguró el nuevo edificio de la escuela secundaria Wolfsohn en el barrio

Con la presencia de autoridades de la institución, el colegio secundario Wolfsohn inauguró hoy su nuevo edificio en Chacarita. “Esperemos que el edificio nos quede chico de nuevo pronto. Y esperemos que salgan muy buenos frutos de esta escuela”, expresó el Rabino Tzvi Grunblatt, director de Jabad Lubavitch.

La escuela secundaria Wolfsohn tiene el objetivo de formar alumnos y alumnas con una fuerte identidad judía, conocedores de la Torá y de sus tradiciones; conscientes y sensibles de su misión como judíos es este momento; con una mentalidad multicultural; con excelencia académica y manejo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación para desenvolverse con soltura en un mundo globalizado y cambiante.

“La apertura de este edificio es un milagro que vino de arriba. Primero estuvo el milagro de encontrar la propiedad. Hubo muchos obstáculos que pretendían que no hagamos esto, pero se superaron todos. Logramos que la gente nos acompañe en este año difícil. Nadie se negó a ayudar”, agradeció Grunblatt.

“Este edificio no fue una cuestión de lujo. Donde estábamos antes alquilando no entraba un alfiler más. No teníamos opción. Y esperemos que el edificio nos quede chico de nuevo, pronto. Y esperemos que salgan muy buenos frutos de esta escuela”, añadió el Rabino.

El colegio ofrece los títulos de Bachiller en Ciencias Sociales y Humanidades con formación en Lengua y Cultura Judía con certificación en competencias en inglés; y Bachiller en Economía y Administración con formación en Lengua y Cultura Judía con certificación en competencias en inglés.

Respecto a la participación de la juventud en los proyectos de Jabad, el Rabino Grunblatt afirmó a ItonGadol: “El judaísmo no nació hoy. Si uno sigue la receta eterna, siempre va a haber frutos. Hay que enseñar el camino de la Torá, esa es la receta eterna. Hay gente que no entiende qué significa el camino de la Torá, que tiene una perspectiva distorsionada de lo que es el camino de la Torá, y por prejuicio no se acera. Pero la juventud está escuchando el mensaje y la juventud prende el mensaje. Si prendió siempre, ¿por qué no va a prender ahora? El judaísmo no es una cuestión de una época, es una cuestión eterna. Y está siempre vigente”.

La escuela secundaria también ofrece jornada completa (viernes salida anticipada); formación en Estudios Judaicos y Lengua Hebrea; formación bilingüe en inglés; exámenes IGCSE optativos (Universidad de Cambridge); proyecto deportivo; educación expresiva y artística; viajes de estudio y de intercambio cultual; aulas digitales y equipamiento tecnológico de avanzada (una netbook por alumno); acompañamiento personalizado para el cuidado socio-afectivo, emocional y seguimiento de los aprendizajes; y bar de comidas rápidas dentro del colegio.

“Esta inauguración significa que la comunidad vive, el tema es movilizarla. Darles un norte y la motivación que siempre tuvo el pueblo judío desde hace 3000 años. Encender ese fuego. Se pretendió transformar ese fuego en otras propuestas, que lo único que hicieron es debilitar al pueblo judío. Y la medida para ver si el judaísmo vive o no, es si hay compromiso. Si hay compromiso, es porque vive. Me refiero al compromiso por parte de los líderes, de la gente que acompaña a los líderes. Y eso viene cuando hay un liderazgo que mueva el compromiso y no el conformismo, a gusto del consumidor”, destacó el Rabino Grunblatt.

“Cuando hablamos de que hay verdades superiores, la gente se supera. Cuando todo se quiere manejar de acuerdo al gusto del consumidor, no hay compromiso porque no hay por qué luchar. Ahí las cosas se convierten en discusiones personales de poderes personales. Sin la motivación de los valores, sólo con la motivación política. Y la motivación política no construye. Las motivaciones tienen que ser las de las verdades, los valores y la esencia. Y nosotros, con 3300 años de haber pasado por todas, no nos falta aquello que nos motive. Tenemos que hacer uso de ello y no ir a buscar cosas que hoy están y mañana no”, concluyó.