El regreso de un clásico histórico, tradicional y picante del fútbol argentino: Chacarita vs Atlanta

El flamante ascenso de Atlanta a la B Nacional reeditará, la próxima temporada, un clásico histórico, tradicional y picante del fútbol argentino. Cinco años transcurrieron desde que Chacarita Juniors y el Bohemio, viejos vecinos en Villa Crespo e íntimos enemigos futbolísticos, se cruzaron por última vez: fue por el campeonato de Primera B 2014, el 2 de octubre, con triunfo del Funebrero 1 a 0, gol de Víctor Chapa Zapata en tiempo adicional.

Este clásico sufrió varias interrupciones debido a los saltos de divisiones de ambos equipos, sin embargo nunca quedó en el olvido para bohemios y funebreros. Para empezar a entender esta inoxidable rivalidad hay que remontarse muchas décadas atrás, cuando ambos tenían sus canchas sobre la calle Humbdolt, primero a una cuadra de distancia y luego separadas por una medianera.

El bautismo del historial ocurrió en el amateurismo, por el torneo de la Asociación Amateurs Argentina de Football de 1927, con triunfo para Chacarita Juniors 2 a 0, goles de José Gaslini y Renato Cesarini. En el profesionalismo, el clásico tuvo su estreno el 4 de junio de 1931 y venció Atlanta 3 a 1, goles de José Casullo (2) y Guido Baztarrica, y Armando Stagnaro.

Sumando los partidos disputado en tres divisiones distintas -Primera A, B Nacional y Primera B-, Chacarita registra 61 victorias, Atlanta 38 y hubo 48 empates.

Atlanta, fundado el 12 de octubre de 1904 en Montserrat, tuvo sus primeros terrenos de juego en Floresta, Parque Chacabuco y Barracas. Chacarita, nacido el 1° de mayo de 1906 en el límite entre los barrios de Chacarita y Colegiales, tuvo en esa zona su primera cancha. Villa Crespo fue la casa definitiva de los bohemios a partir de 1922. Casi en la misma época Chacarita Juniors se instaló en el mismo barrio y la misma calle. Primero fue en la vereda de enfrente, Humdbolt 345, y unos años más tarde se cruzó al 470. Permaneció allí hasta 1944, cuando ese terreno, que era alquilado, fue adquirido por Atlanta para emplazar su actual estadio. Los archivos revelan que enterados los directivos de Atlanta de las dificultades económicas de Chacarita, aprovecharon para adquirir de manera definitiva ese terreno a través de una cooperativa creada a tal efecto.

“Los simpatizantes de ambos convivían en la zona, aunque Atlanta ganó más adeptos entre aquellos que vivían hacia Villa Crespo, más allá del arroyo Maldonado, mientras que Chacarita se nutrió más de aquellos que vivían hacia el norte de Dorrego”, explica Edgardo Imas, experto historiador de Atlanta.

El campeonato de Primera B Nacional 2019-2020 los volverá a tener cara a cara. Y en San Martín y Villa Crespo nuevamente vivirán días especiales