Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 477

Hernán Vizzari: El investigador de cementerios

Algunos dicen que tiene oficina en la Chacarita. Él cree que Cerati merecería tener un monumento.

-¿Hay más muertos célebres en Recoleta o en la Chacarita?

-Por una condición demográfica, hay mucha más gente en Chacarita. En Recoleta encontrás un gran porcentaje de familias patricias. En Recoleta está Evita. En Chacarita tenés artistas, científicos, orquestas de tango enteras. Está Porcel, está Olmedo…

-¿Dicen que vos tenés una oficina en la Chacarita?

-Já, dicen eso porque me paso muchas horas.

-¿Qué quiere decir?

-Que vengo seguido a la Chacarita. Puedo estar unas diez horas semanales haciendo relevamientos aquí dentro. ¿Oíste hablar de Angeles de Buenos Aires?

No.

-Es un libro que coescribí y cuenta la historia de los cementerios porteños. A mí me interesa el patrimonio funerario. Hago relevamientos de personajes. El otro día, por ejemplo, encontré a un arpista italiano en una boveda chiquitita…

-¿Paseás entre los muertos?

-Salgo de rondín. Si la bóveda tiene muchas placas es porque alguien debe haber sido. O si tiene un monumento grandote. Después hilás fino y ves que junto a una bóveda magnífica había un payador que lamentablemente quedó en el olvido…

-¿Gustavo Cerati no debería tener una tumba más grosa?

Bueno, antiguamente había comisiones Pro-Monumento como pasó con Gardel. Los fans de Gardel o de Goyeneche encargaron un monumento. Se llamaba a un escultor y…

-Digo, algo como Jim Morrison en París…

-Claro, tranquilamente se podría encargar un monumento a Cerati. Obvio. Cerati está en el Panteón de la Merced, acá en Chacarita. Es un nicho, un lugarcito con música funcional que se mantiene muy limpito.

-¿Qué es un panteón?

-Un lugar donde hay cientos o miles de muertos. Distinto es una bóveda, que puede tener entre 12 y 14 muertos y suelen ser bienes de familia.

-¿Conocés al taxista que visita la tumba de Cerati tanto como su madre?

-No, pero sí conozco al taxista que viene siempre a visitar a Gardel y le pone un pucho.

-¿Cómo a un ekeko?

-Se lo pone entre los dedos del monumento.

-¿Por qué sabés tanto de cementerios?

-Porque me aboqué a esto de forma independiente. Porque soy investigador de costumbres funerarias. Porque colecciono medallas. Tengo muchísimas medallas que se acuñaban para quienes tenían sus propios panteones. Medallas que se les entregaba en vida y eran muy frecuentes entre 1890 a 1920.

-¿Existen los zombies?

-No los muertos resucitados, pero si hay drogas que convierten a las personas en zombies. De eso estoy seguro.

-¿El paco te puede convertir en zombie?

-El paco no sé, pero sí otras drogas que te quitan motricidad y sólo servís para caminar como un zombie y consumir.

-¿Qué cara de vivo le pondrías a la Muerte?

-A ver, en principio nada trágico. Nada de calaveras y esas cosas… Le pondría la cara de un payaso.

-¿La cara de un Piñón Fijo?

-No, algo más elaborado.

-¿Hay corrupción en los cementerios?

-Como en todos lados…

-Ampliame.

-En la Chacarita yo me pregunto para qué se hizo una fuente frente a la capilla. O por qué se hizo una plaza inaccesible teniendo semejante espacio verde a una cuadra. ¿Cuánto se gastó en esa placita? La verdad, no sé si hay gente que paga para ubicar a un familiar en tal o cuál lugar. De eso ni idea. Pero mientras se hacen placitas que no sirven, las galerías del cementerio se caen a pedazos…

-¿Lo del robo de las manos de Perón fue acá?

-Sí. Un enigma, eso. No ahondé en el tema, pero acá hay vandalismo. En el cementerio de Flores también. En la Recoleta pintaron el busto de Alfonsín, se robaron placas…

-¿Está bien que algunos muertos tengan bóvedas y tantos vivos no tengan casa propia?

-En Génova hay un cementerio muy conocido. En la puerta había una vendedora de maní que vivía en una pobreza absoluta. Lo que ganaba, lo poco que ganó en su pobre vida, se lo gastó en un monumento suyo.

-No sé si entendí…

-Nunca le interesó tener una casa propia. No le interesó guardar para su vida, sino guardar para su muerte.

-¿Y a vos?

-A mí me gustaría tener mi lugar en la Chacarita por una cuestión de querencia.

-¿Oíste hablar del Museo Funeario Virtual?

-Sí, claro, es un invento mío. Tengo material para exponer, pero a nivel oficial no son muchos los que lo valoran. Un patrimonio funerario nuestro tiene su valor, ¿no? Yo tengo la esquela original de la muerte de Evita. Es una pieza interesante.

-¿Hay ataúdes para gente que mide dos metros?

-Hay ataúdes genéricos y hay de los otros, a medida. Los nichos miden más de dos metros de profundidad.

-¿El tamaño del difunto tiene relación con el precio de la parcela?

-No, no, para nada. En tierra, no. En una bóveda quizás haya que hacer alguna adaptación…

-¿Qué pasó con vos para que te dedicaras a esto?

-Desde chico me gustan los cementerios. En el buen sentido siento un atractivo por los cementerios. A mis amigos los traía a propósito para estos lados. Ellos se asustaban y yo estaba chocho de la vida. ¿Viste que alguna gente va a Santa Teresita y dice que ese es su lugar en el mundo? Bué, lo mismo me pasa a mí. Me siento cómodo. Para mí es algo distinto. Por ejemplo, por el monumento de Gardel empiezo a interesarme en Gardel…

-Si te canto: “Dime nenaaaa… ¿adónde ves ahora algo en mí que no detestes…”

-¡El Flaco Spinetta!

-Sí, señor, “Cementerio Club”.

-La Portuaria también tiene su tema que refiere a la Chacarita de una manera subliminal.

-¿Hay vida después de la muerte?

-Sí.

-¿Cuánto tiene de silenciosa tu actividad?

-Hay días que me traigo algo de música disco, no para evadirme pero mirá a tu alrededor: horas pueden pasar sin cruzarme a un solo ser vivo.

Premio y exposición

El 4 de noviembre a las 12.30, Hernán Santiago Vizzari expondrá su muestra Los Cementerios de Buenos Aires, trabajadores y contexto histórico. Ese mismo día la Legislatura de la Ciudad lo disntinguirá como “Personalidad Destacada en el ámbito de la Cultura”. El investigador e historiador de la Chacarita y costumbres funerarias aprovechará para exhibir parte de su colección de fotos documentales y elementos funerarios en un encuentro que se hará, con entrada libre, en Guevara 464.

Autor de “Angeles de Buenos Aires” (Olmo Ediciones), Vizzari también organiza, con cupos limitados, recorridos históricos por la Chacarita. Desde los inicios del viejo cementerio inaugurado, hasta la actualidad.

La muestra de fotografías formará parte de “La noche de los Museos”.

Más información en hvizzari@gmail.com/ Facebook: hervizzari / Twitter: @hvizzari.

Por: Hernan Firpo

Foto: Ruben Digilio

Fuente: clarin.com

Aguarde un momento...

Suscribase a La Gaceta de Chacarita y Colegiales!

¿Quereés saber las noticias de los Barrios de Chacarita y Colegiales? Ingresá tu dirección de correo electrónico y nombre a continuación para ser el primero en enterarte!