El Urquiza sin servicio nocturno

El Tren Urquiza desde hace 15 días no cuenta con servicio nocturno porque están trabajando en la instalación de un sistema de frenado automático. La interrupción será hasta el 31 de diciembre y no se prevé la incorporación de servicios alternativos para reemplazarlo.

Los pasajeros que necesitan transportarse en ese horario demoran más de dos horas y media en lugar de los 35 minutos habituales para venir desde la estación Federico Lacroze, en el barrio porteño de Chacarita.

Los días hábiles el primer tren desde Lacroze a la estación Rubén Darío, de Hurlingham, sale a las 3.35 y el último, a las 23.06; los sábados, a las 3.35 y 23.11; y los domingos y feriados, a las 5.15 y 21.30, respectivamente. En el sentido contrario, los primeros y últimos servicios desde General Lemos (San Miguel) son a las 3.45 y 22.33 y las de lunes a viernes; a las 3.45 y 22.48 los sábados; y a las 5.30 y 21.25 los domingos y feriados.

“Los trabajos se realizan durante la noche, procurando tener una afectación mínima del servicio de pasajeros; y de esta forma se ven alterados tan sólo los últimos servicios nocturnos”, destacaron desde la empresa Metrovías.

Los pasajeros que solían utilizar el Urquiza en los horarios nocturnos demoran ahora más de dos horas y media porque deben hacer combinaciones de al menos dos colectivos. Algunas opciones son el 123 y el 182, o el 71, el 166 y el 338, entre otras.

Desde Metrovías dicen que, “Estas obras, una vez finalizadas, tendrán un impacto positivo en el servicio. Se trata de los trabajos necesarios para la instalación del sistema automático de frenos”.

La empresa explicó que hasta el momento se hicieron todos los trabajos de ingeniería necesarios, entre los cuales se incluyó un drone para copiar toda la traza y determinar con exactitud los puntos donde instalar los elementos de este sistema de frenado.

La línea Urquiza une la Ciudad de Buenos Aires con el Partido de San Miguel y, dentro de Hurlingham, cuenta con cuatro estaciones: Jorge Newbery, Rubén Darío, Ejército de Los Andes y Lasalle.

También se hicieron en el Distrito trabajos de mantenimiento profundo de vías en la denominada curva de Rubén Darío, que se encuentra en el tramo comprendido entre la estación homónima y Ejército de los Andes. “Los trabajos trajeron aparejadas mejoras en materia de seguridad operativa, calidad y velocidad de circulación”, destacaron.